Cierra
L - V 8:00-19:30
Oficinas: 968 807 409 / 654 832 243
Montaje: 676 713 611

Ventilación industrial

En diferentes empresas asociadas a muy variados nichos la ventilación industrial representa un elemento clave para su correcto desempeño. Se trata de un recurso fundamental para el funcionamiento adecuado de los subsistemas que integran una empresa. Además, ayuda a alargar la vida útil de distintos materiales de instalación.

Sin embargo, una de sus principales funciones y por lo cual son tan importantes es la renovación del aire de los interiores.

Por lo tanto, una buena ventilación industrial permite obtener un adecuado funcionamiento y desarrollo de las condiciones laborales. Ya que, contribuyen a:

  • La correcta circulación del aire para el buen funcionamiento de los sistemas instalados.
  • Disminuir el riesgo de contaminación en las áreas de trabajo con polvo, pintura o serrín.
  • Preservar un ambiente laboral de calidad para los empleados de la empresa. Y, contribuir con la salud de los mismos.

¿En qué consiste el proceso de ventilación industrial?

Para renovar adecuada y regularmente el aire interno de un espacio se necesita un eficiente sistema de ventilación industrial.

Esto es posible mediante el “reciclado del aire”. Es decir, a través de la extracción continua del aire para sustituirlo por un nuevo aire limpio. Con lo cual, se logra evitar la contaminación, los humos desagradables, los olores indeseados y otros agentes. Y, en consecuencia, contribuye a la salubridad fundamentada en la limpieza del aire.

Por otra parte, el sistema de ventilación industrial es un elemento que favorece un adecuado control de la humedad. Asimismo, ayuda al funcionamiento adecuado de los sistemas de climatización. Como, por ejemplo, los Free-Cooling.

Tipos de ventilación industrial

La ventilación industrial puede ser de dos tipos: natural o artificial (forzada). La implementación de uno u otro tipo dependerá esencialmente del recinto y las condiciones físico naturales donde éste se sitúe.

Por una parte, la ventilación industrial natural se beneficia de los flujos de aire normales y naturales. Por tanto, se ubican de manera estratégica orificios para aprovechar estos flujos de aire hacia el interior de los espacios.

Por otra parte, la ventilación industrial artificial o forzada se fundamenta en la instalación de conductos, ventiladores y/o extractores. Todo ello, con la finalidad de distribuir de manera homogénea el aire.

Beneficios de la ventilación industrial

Su importancia radica en mantener los espacios con un aire limpio. Lo cual se consigue, porque la ventilación industrial ayuda a disminuir y neutralizar la presencia de:

  1. Agentes contaminantes.
  2. Calor excesivo.
  3. Gases tóxicos.
  4. Olores indeseados.
  5. Etc.

Por lo tanto, son evidentes los beneficios y la importancia de contar con una adecuada ventilación industrial. Solo pensemos en la liberación del aire caliente, tan importante para prevenir temperaturas excesivamente altas dentro del recinto.

Nada como un ambiente de trabajo con aire fresco. Especialmente, en lugares donde suelen concentrarse olores fuertes que terminan menguando el desempeño de los empleados.

En conclusión, si buscas garantizar un ambiente de trabajo con un aire limpio, debes contar con una ventilación industrial adecuada. Además, al evitar las altas temperaturas, generas un ambiente más confortable.

Si tienes cualquier duda no dudes en consultarnos.

En diferentes empresas asociadas a muy variados nichos la ventilación industrial representa un elemento clave para su correcto desempeño. Se trata de un recurso fundamental para el funcionamiento adecuado de los subsistemas que integran una empresa. Además, ayuda a alargar la vida útil de distintos materiales de instalación.

Sin embargo, una de sus principales funciones y por lo cual son tan importantes es la renovación del aire de los interiores.

Por lo tanto, una buena ventilación industrial permite obtener un adecuado funcionamiento y desarrollo de las condiciones laborales. Ya que, contribuyen a:

  • La correcta circulación del aire para el buen funcionamiento de los sistemas instalados.
  • Disminuir el riesgo de contaminación en las áreas de trabajo con polvo, pintura o serrín.
  • Preservar un ambiente laboral de calidad para los empleados de la empresa. Y, contribuir con la salud de los mismos.

¿En qué consiste el proceso de ventilación industrial?

Para renovar adecuada y regularmente el aire interno de un espacio se necesita un eficiente sistema de ventilación industrial.

Esto es posible mediante el “reciclado del aire”. Es decir, a través de la extracción continua del aire para sustituirlo por un nuevo aire limpio. Con lo cual, se logra evitar la contaminación, los humos desagradables, los olores indeseados y otros agentes. Y, en consecuencia, contribuye a la salubridad fundamentada en la limpieza del aire.

Por otra parte, el sistema de ventilación industrial es un elemento que favorece un adecuado control de la humedad. Asimismo, ayuda al funcionamiento adecuado de los sistemas de climatización. Como, por ejemplo, los Free-Cooling.

Tipos de ventilación industrial

La ventilación industrial puede ser de dos tipos: natural o artificial (forzada). La implementación de uno u otro tipo dependerá esencialmente del recinto y las condiciones físico naturales donde éste se sitúe.

Por una parte, la ventilación industrial natural se beneficia de los flujos de aire normales y naturales. Por tanto, se ubican de manera estratégica orificios para aprovechar estos flujos de aire hacia el interior de los espacios.

Por otra parte, la ventilación industrial artificial o forzada se fundamenta en la instalación de conductos, ventiladores y/o extractores. Todo ello, con la finalidad de distribuir de manera homogénea el aire.

Beneficios de la ventilación industrial

Su importancia radica en mantener los espacios con un aire limpio. Lo cual se consigue, porque la ventilación industrial ayuda a disminuir y neutralizar la presencia de:

  1. Agentes contaminantes.
  2. Calor excesivo.
  3. Gases tóxicos.
  4. Olores indeseados.
  5. Etc.

Por lo tanto, son evidentes los beneficios y la importancia de contar con una adecuada ventilación industrial. Solo pensemos en la liberación del aire caliente, tan importante para prevenir temperaturas excesivamente altas dentro del recinto.

Nada como un ambiente de trabajo con aire fresco. Especialmente, en lugares donde suelen concentrarse olores fuertes que terminan menguando el desempeño de los empleados.

En conclusión, si buscas garantizar un ambiente de trabajo con un aire limpio, debes contar con una ventilación industrial adecuada. Además, al evitar las altas temperaturas, generas un ambiente más confortable.

Si tienes cualquier duda no dudes en consultarnos.

Abrir chat